viernes, 16 de abril de 2010

El poeta escultor











Y si se caen.... vuelve a empezar de nuevo.






Palamós, Costa Brava. Esculturas efímeras Rock Balancing: Ramón Hermosín Valiente

Fotografías: Ofelia Gasque Andrés

Jesús Miramón creó el término poeta escultor.

18 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

¡¡Que puntazo de fotos!! Y las anteriores del glaciar también, pewro en esto de la playa, como dicen en mi pueblo, ¡menuda trabajina se ha buscado el hombre!

Ofelia dijo...

Hola Miguel,
espero que los señores de Al Qaeda te hagan llegar este mensaje de bienvenida.
Pues si, Ramón ha venido a este mundo con el hobbie de acarrear grandes pesos, aunque está apoyado por un sistema muscular adecuado a su afición. Por otra parte me encanta que le haya sacado un provecho artístico.
Besos ligeros*

Elvira dijo...

Debe ser impresionante verle en acción. ¡Fantástico!

Besos a los dos

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
pues a ver si te animas un día a venir.
Besos de los dos

Marcos Callau dijo...

Muy bonito término el que inventó Jesús Miramón y muy adecuado para estas fotografías. Precismente acabo de crear un minirelato de un poeta que se hace escultor. El paisaje muy inspirador para crear algo. Besos.

Ofelia dijo...

Hola Marcos,
a mi también me gustó mucho la definición de Jesús.
A ver cuando podemos leer tu relato.
Y efectivamente el lugar es una maravilla y a 1 hora de la urbe¡!¡
Un montón de besos querido amigo.

Elvira dijo...

Ya sabes que aguanto poco rato en la playa, pero agradezco la invitación igualmente.

A mí también me gusta mucho eso de poeta escultor. Jesús es un gran poeta.

Besos

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
no tiene que ser en la playa, el requisito es que han de haber piedras.
Besos saturninos.

clo dijo...

hello Ofelia....
Any kindest regards to the sculptor of the sea.....
It is magnificent...
The world of the balance....
I send you a soft flowery kiss....
have a good weekend my friend...

Jesús Miramón dijo...

Me encanta el Rock Balancing (que no conocía hasta que lo descubrí aquí), es fascinante. Ah, y gracias (a Elvira también) aunque, como sucede con las piedras de Ramón, las palabras estaban allí.

:-)

---

Por si algún visitante ha pasado sin darse cuenta de largo del enlace que dejas, donde Ramón escribe lo que siente al hacer sus esculturas, lo recomiendo encarecidamente.

Ofelia dijo...

Hello SuperClo,
Thank you very much, I'll translate him your sweet words.
And I send you ligth kisses***

Ofelia dijo...

Hola Jesús,
las palabras y las piedras están ahí aunque hay que saber como colocarlas.

A ver si Ramón se anima más con las palabras (me encanta como escribe) y tu con las piedras :)

Besos, poeta

Rayuela dijo...

todo es volver a empezar, con la piedras y con las palabras...y si nos canta Bob,todo es más hermoso!


mil besos*

Ofelia dijo...

Hola Rayuela,
la pieza de Dylan es la primera grabación que hizo de esta canción y, curiosamente, al final de ella dice: "se me ha ido la voz, lo volvemos a intentar otra vez".

Besos otra vez*

Montse dijo...

Mi enhorabuena a la fotógrafa y al creador del término, pero lo que más me ha impresionado es la obra en sí y aquello de que "si se cae, volvemos a empezar" ¡así se habla, caray!!!

Besos y buen fin de semana.

Ofelia dijo...

Muchas gracias Montse de parte de los tres.
Ese caray! si que tiene energía.
Besos potentes

Sra de Zafón dijo...

Qué lugar, qué sensaciones, y qué disfrute emana de estas fotos.

Preciosa la definicíón del poeta escultor, y más precioso ver al escultor poeta en acción, como dice Elvira.

No se si alguna vez habéis escuchado hablar de Man, un alemán que llegó a la costa da morte, y se quedó a vivir en las rocas de Camelle, donde hizo un museo
http://www.anosacosta.es/images/stories/museomancuatro.JPG

Murió cuando la marea negra del prestige invadió su mundo. Unos días antes había soñado con una ballena negra que encallaba en "su" costa...

Entro y salgo por que hoy tengo un día de mucho trabajo pero no podía dejar pasar esta preciosa entrada.

Besos

Ofelia dijo...

Hola Sra de Zafón,
gracias por el enlace. Que historia más potente¡!¡ Hay que serlo para vivir al lado del mar rugiente. Se lo enseñaré a Ramón.
Cuanta magia....es que para mi, Galicia es el país de la magia que habita en las gotas de agua de su lluvia, de su rocio y de su mar.
Muchos besos****