jueves, 28 de marzo de 2013

El bosque de Viena. Wienerwalt


 


 


 


 


 


 


El Bosque de Viena (Wienerwalt). Fotografías: Ofelia Gasque Andrés
 
 


12 comentarios:

Remei dijo...

Sublims...un somni...

Maritza dijo...

MARAVILLOSAS...tanto que te escribí un mail ahora mismo.
El blanco y negro es un "plus", que me deja embobada de tan bello que es.

ABRAZOS, Y FELICITACIONES!

Pilar Vidal Clavería dijo...

Fusión: Naturaleza y ser humano unidos en un paisaje que sobrecoge!!

Una abraçada Ofelia

Ofelia dijo...

Hola Remei,
moltes gracies per les teves paraules, especialmente venint d'una sensibilitat com la teva.
Una gran abraçada***

Ofelia dijo...

Maritza,
gracias por tus palabras y respeto.
Un gran abrazo***

Ofelia dijo...

Hola Pilar,
la relación entre Naturaleza y Ser Humano sana, y estas fotos son un conjuro para la sanación.
Moltes gracies guapa!!!

Elvira dijo...

Pues me alegra que tu padre sanara de una forma tan bella. Un fuerte abrazo, artista!

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
muchas gracias guapa!!!
Un gran abrazo***

Raticulina dijo...

Fantàstiques!

marcelo dijo...

Saludos Ofelia, cuánto tiempo sin pasar por aquí. Últimamente ando poco por el blog. Y me sigues sorprendiendo con esa cabecita dorada que mira con tal intención por el ojo estenopéico de tu cámara.
Se intuye en ellas, las fotos, lejanía y nostalgia,confusión; el BN ayuda en ese, para mi, claro mensaje.

un abrazo enorme, Ofelia.

Ofelia dijo...

Hola Raticulina,
moltes gracies i una gran abraçada***

Ofelia dijo...

Hola Marcelo,
yo también he estado y estoy alejada del planeta blog, así que me pregunto si eres el antiguo Marce. No puedo reconocerte por la foto, pero sí por el lenguaje y porque me conoces, me ves. Lo que intuyes es cierto, estas fotos expresan el movimiento que genera el arrancarse de raíz, y lo que ello produce en mi mente y mi cuerpo.
Iré a tu blog con tiempo porque hablas de una planta que me interesa especialmente. E intuyo que has que has enraizado, que en la base, tus hojas son grandes y que se aligeran a medida que se acercan al sol.
Un gran abrazo y hasta pronto***