martes, 12 de octubre de 2010

Mujeres

Cuando las Cabezas de las Mujeres se juntan alrededor del Fuego
Valientes, reidoras y con labia. Capaces de pasar horas enteras escuchando, muriéndose de risa, consolando. Arquitectas de sueños, hacedoras de planes, ingenieras de la cocina, cantautoras de canciones de cuna.

Cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor de “un fuego”, nacen fuerzas, crecen magias, arden brasas, que gozan, festejan, curan, recomponen, inventan, crean, unen, desunen, entierran, dan vida, rezongan, se conduelen.

El futuro en un tiempo no existía. Cualquiera mayor de 25 era de una vejez no imaginada…y sin embargo…detrás de cada una de nosotras, nuestros ojos.

Cambiamos. Crecimos. Nos dolimos. Parimos hijos. Enterramos muertos. Amamos. Fuimos y somos amadas. Dejamos y nos dejaron. Nos enojamos para toda la vida, para descubrir que toda la vida es mucho y no valía la pena.

Cuidamos y en el mejor de los casos nos dejamos cuidar.

Nos casamos, nos juntamos, nos divorciamos. O no.

Creímos morirnos muchas veces, y encontramos en algún lugar la fuerza de seguir. Bailamos con un hombre, pero la danza más lograda la hicimos para nuestros hijos al enseñarles a caminar.

Pasamos noches en blanco, noches en negro, noches en rojo, noches de luz y de sombras. Noches de miles de estrellas y noches desangeladas.

Hicimos el amor, y cuando correspondió, también la guerra. Nos entregamos. Nos protegimos. Fuimos heridas e inevitablemente, herimos.

Entonces…los cuerpos dieron cuenta de esas lides, pero mantuvimos intacta la mirada.

Somos más sabias, más hermosas, más completas, más plenas, más dulces, más risueñas y por suerte, de alguna manera, más salvajes. Y en aquel tiempo también lo éramos, sólo que no lo sabíamos. Hoy somos todas espejos de las unas, y al vernos reflejadas en esta danza cotidiana, me emociono.

Porque cuando las cabezas de las mujeres se juntan alrededor “del fuego” que deciden avivar con su presencia, hay fiesta, hay aquelarre, misterio, tormenta, centellas y armonía. Como siempre. Como nunca. Como toda la vida.

Para todas las brasas de mi vida, las que arden desde hace tanto, las que se suman al fogón. 


Fresia (Freesia x hybrida). Fotografías: Ofelia Gasque Andrés.
Texto: Simone Seija Paseyro

45 comentarios:

José Luis Ríos dijo...

Me gusta tanto las fotografías como el texto, y el tono de ambos. Enhorabuena.

Un saludo

bicocacolors dijo...

Ofelia me ha encantado!!!
es sensacional, gracias!!

Elvira dijo...

Tus fotos....... una preciosidad. Especialmente las de fondo oscuro. Pero en conjunto te has superado a ti misma!!!

Y el texto que nos hemos y nos han mandado varias veces, me sigue gustando como el primer día.

Besos alrededor del fuego

Edu Crispi dijo...

Ofelia, tota la serie es preciosa. Veig que ademes li has donat un caire nou. Un canvi d'estil potser. El vermell és molt impactant i ple de força. Enhorabona!

Rayuela dijo...

cuántas mujeres hay en esas flores!
cuántos fueguitos dentro de ellas!

esto es una verdadera maravilla!

(y el texto lo conocía, es hermoso.)

miles de besos*

Rayuela dijo...

vuelvo y digo...era una fresia??!!!!

ohhhh!!!!!

más besos*

enric batiste dijo...

He oído palabras de esas voces
las voces que en su voz me han enviado
mensajes en botellas que he guardado
en tiempo de los tiempos transcurridos.

He sabido por voz de esas voces
que tu voz y mi voz han coincidido
al negar el momento, al negarnos
a saltar este tiempo detenido.

Me han hablado de un tiempo simultáneo
de impaciente esperanza y de paciencia,
tu paciencia aprendida tan paciente,
mi impaciente esperanza de la vida.

Nos negamos sin duda momentánea
momentos de morir nacer crear,
momentos de decir en voz bien alta
ha llegado el momento de leer
el libro que has escrito sin palabras,
los labios del rescate de la muerte,
el toque delicado de los labios,
el tiempo dado al tiempo en el tiempo,
el tiempo en las cenizas acendrado,
el tiempo de los labios encendidos,
el tiempo que se cuece con el tiempo,
el tiempo que se aviva con la llama
de un fuego cocinando a fuego lento
un tiempo impaciente esperanzado,
un tiempo de paciencia tiempo a tiempo...

Fàtima T. dijo...

Solo puedo dejar un grandísimo

¡¡¡ OOOOHHHHHH !!!

Qué maravilla.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Extraordinario ensamblaje de imágenes y palabras, un regalo para los sentidos, los que aparentemente están presentes y a los que podemos llegar con el pensamiento.

Un fuerte abrazo

Pmssttt dijo...

M'ha agradat molt tot plegat.
Felicitats¡¡
Petonets y achuchones,
Marisa

Mercedes González dijo...

Ofelia, me has dejado con la boca abierta y el corazón encendido. Tus flores acompañando a ese magnífico texto que una no se cansa de leer.

Tu entrada me ha conmovido profundamente, gracias por compartir tu sensibilidad.

Un beso maravillado

Marcos Callau dijo...

Sensuales y cálidas, suaves y dulces estas flores... precisamente como si fueran mujeres. Si es que no es de extrañar que nos gusteis tanto...

Camino a Gaia dijo...

El mundo espera para cambiar
a que las mujeres junten sus cabezas
porque no quiere hacerlo de otra forma.

Gracias por este excelente post.

Montse dijo...

¡Bravo, bravo!!!! mil aplausos para Ofelia y esas fotografías divinas que me han conmovido.

Si soy mujer y no me sumo a sentarme con vosotras junto al fuego, a llorar juntas o a reirnos de todo y de todos, a sentir los latidos de vuestros corazones y compartir la maravilla de ser madre, esposa y amiga, entonces no soy mujer.
Y lo soy.

Hazme un hueco, Ofelia, que ya estoy allí.
^_^ besos para tod@s

Ofelia dijo...

Hola José Luis,
muchas gracias de corazón.
Un beso*

Ofelia dijo...

Hola Bicocacolors,
bienvenida al blog y gracias por tus palabras.
Te envío un beso tan alegre como tu*

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
lo que realmente me gusta es que seas compañera de fuegos.
Muchas gracias y un beso para siempre*

Ofelia dijo...

Hola Edu,
no sé si es un canvi d'estil, el cas es que vaig experimentar amb el flash per que no hi havia prou llum i em va agradar l'efecte.
Moltes gràcies, home sedós.
Una forta abraçada**

Ofelia dijo...

Hola Rayuela,
sí, muchas mujeres....y tú eres una de ellas.
Besos de color fresia**

Pilar dijo...

fantástico Ofelia¡¡¡
las fotos y las letras ¡¡¡
la fuerza de esas miradas juntas multiplica su poder¡¡¡
me ha encantado¡¡¡
besos

Chus dijo...

HOla, Ofelix.
Potente,
muy potente.
Gracias por compartir tan bellas fotografías.
El texto, inmejorable.
Besox.

Ofelia dijo...

Hola Enric,
que bellas palabras tejidas con tu buen hacer poético¡!¡
Tu visión de las múltiples fémenas me sugiere una imagen: un guardian de las mujeres que cuidan el fuego del futuro.
Muchas gracias por tu generosidad.
Besos*

Ofelia dijo...

Hola Fàtima T.
GUAAUUUU¡!¡ Ha llegado.
Gracias y besos maravillosos**

Ofelia dijo...

Hola Pilar Vidal,
extraordinarias las mujeres y sus múltiples sentidos.
Gracias gran mujer de fuego que hasta los hielos te has ir para calmar las llamas.
Besos del color de la fresia*

Ofelia dijo...

Hola Marisa Pmssttt,
m'alegro molt de que t'hagi agradat, jo he disfrutat molt fent-ho.
Moltes gràcies per aquests petons y achuchones i per les teves paraules.
Petons de foc***

Ofelia dijo...

Hola Mercedes,
como me gustaría hacer un círculo en presencia contigo, porque virtualmente ya lo hacemos. En fín, ya se dará si ha de ser.
El gran fuego de tu corazón calienta esta estancia SIEMPRE.
Gracias bella mujer, y te envío un beso maravillado y maravilloso*

Ofelia dijo...

Hola Marcos,
seguramente esas mujeres están en ti, si no ¿cómo podrías saberlo?
Gracias, poeta.
Besos del color cálido de la fresia**

Ofelia dijo...

Hola Camino a Gaia,
ella, Gaia, en su infinita generosidad y dureza, propone un cambio. Hagamos un círculo, escuchemos y mientras ello ocurre nos transformamos.

Bienvenido a este planeta y muchas gracias por tus palabras.

Besos de cambio**

Ofelia dijo...

Hola Montse,
vaya si estas aquí, mujer imprescindible. Y algún día no sólo uniendo las cabezas sino también las manos.
Gracias por tu fuego y tus encendidas palabras.
Mil besos***

Isabel dijo...

Una simbiosis perfecta buscada con tu sabiduría y tu mirada exquisita.
Comenzar el día así después de este largo puente, es una gozada.

Un montón de besos.

Ofelia dijo...

Hola Pilar,
gracias guapa, tu fuerza es imprescindible.
Besos multiplicados**

Ofelia dijo...

Hola Chus,
potente, sí....como tú¡!¡
Menos mal que de vez en cuando nos metemos en el agua de los ríos, sino, no sé que pasaría con tanto fuego.
Gracias por venir al círculo.
Besos inmejorables**

Ofelia dijo...

Hola Isabel,
gracias....y una gozada compartir contigo este espacio, hoy de fuego.
Besos exquisitos**

clo dijo...

Hello Ofelia...
At first time I want to say that your work here is wonderful..wow..thanks for this gift...it's difficult to say with my poor English what I feel really..
It is as a flamboyant dance, full of sensuality, passion, beauty,With a lot of sweetness of tenderness of grace and elegance...i stay along time here yesterday but no words can come..
thanks for this beautiful lesson ..:o)
and your choice for the text give me thinking about a book ,I think you know it....Excuse I, it's a little bit long..
"Women who run with wolves"..by Clarissa pinkola Estes..
"Within every woman there is a wild and natural creature, a powerful force, filled with good instincts, passionate creativity, and ageless knowing. Her name is Wild Woman, but she is an endangered species. Though the gifts of wildish nature come to us at birth, society's attempt to "civilize" us into rigid roles has plundered this treasure, and muffled the deep, life-giving messages of our own souls. Without Wild Woman, we become over-domesticated, fearful, uncreative, trapped. Clarissa Pinkola Estes, Ph.D., Jungian analyst and cantadora storyteller, shows how woman's vitality can be restored through what she calls "psychic archeological digs" into the bins of the female unconscious. In Women Who Run with the Wolves, Dr. Estes uses multicultural myths, fairy tales, folk tales, and stories chosen from over twenty years of research that help women reconnect with the healthy, instinctual, visionary attributes of the Wild Woman archetype. Dr. Estes collects the bones of many stories, looking for the archetypal motifs that set a woman's inner life into motion. "La Loba" teaches about the transformative function of the psyche. In "Bluebeard", we learn what to do with wounds that will not heal; in "Skeleton Woman", we glimpse the mystical power of relationship and how dead feelings can be revived; "Vasalisa the Wise" brings our lost womanly instincts to the surface again; "The Handless Maiden" recovers the Wild Woman initiation rites; and "The Little Match Girl" warns against the insidious dangers of a life spent in fantasy. In these and other stories, we focus on the many qualities of Wild Woman. We retrieve, examine, love, and understand her, and hold her against our deep psyches as one who's both magic and medicine. In Women Who Run with the Wolves, Dr. Estes has created a new lexicon for describing the female psyche. Fertile and life-giving, it is a psychology of women in the truest sense, a knowing of the soul."
I send you all my love..beautiful Woman...:o)kiss my friend..

Ofelia dijo...

Hello Clo,
when I was doing this post I was thinking in all the wonderful women of my life and you are one of them. Our heads and hearts are together and maybe one day also our hands.

I'm not surprise what you write about Women Who Run with the Wolves, I can feel you passion and how much you are connected with it because you are a wild woman. This book is always with me, when I read it I recognized me and I gave myself permission to be what I am. It's one of the most important books of my life.

The text of this post it has the same feeling as the book but in group, wild women making a circle sharing the fire, it is something I do often and it is....creative, noutrishing, funny, loving, atavic, gives me roots, sense, consolation, support, past, present, future.

You are very generous with me and I say thank you very much for to be in my life.

I give you all my love and a circle of kisses***

marce dijo...

Apasionada tú.
El rojo, con estambre; rodeados de mujeres que cambiaron tantas sentires con sus haceres.

bon dia , Ofi.

Arancha C. dijo...

Ofelia, qué maravillosos premio volver al mundo y reencontrarme con tu blog. Además, el tema que has escogido me permite contarte un akelarre reciente.

El día de la fiesta que dimos para los amigos antes de nuestra boda, dormí en la suit del hotel con mis dos mejores amigas de la infancia (diría mejor, que dormí con mis dos mejores amigas de la vida). La opción era que una de mis dos amigas se volviera a Madrid a altas horas porque no había reservado hotel pero, mi entonces novio y el marido de mi otra amiga, fueron muy comprensivos...(los hombres, a veces, son capaces de algunas proezas también, jeje)

Cuando mis dos amigas y yo íbamos juntas al colegio, dormíamos mucho las unas en las casas de las otras, pero desde que empezamos la universidad, no habíamos vuelto a compartir cama y habitación hasta esa noche.

Y sí, a pesar de los años, continúa existeindo esa complicidad infantil. Nos contamos los secretos más secretos, las confidencias más íntimas y vimos como amanecía...

Repetiría esa noche de akelarre una y mil veces...Pasan los amores, pero las buenas amigas nunca.

Ofelia dijo...

Hola Marce,
tienes razon¡!¡ En mi balcón se dan muy pocas flores por falta de sol, así que cuando alguna aparece me apasiono y la homenajeo con muuuuchas fotos. La fresia fue mimada por la cámara durante tres días comportándose como una magnífica modelo.
Gracias por tus palabras y besos sentidos**

Ofelia dijo...

Hola Arancha C.
muchísimas felicidades por tu boda¡!¡
La familia de sangre es muy importante para nuestra supervivencia y desarrollo emocional y la familia de amigos, y especialmente amigas siendo mujer, para poder tocarnos el alma.
Te imagino tan bien acompañada en estos momentos tan importantes de tu vida que, si no te importa, te acompaño en la alegía y serenidad que sentiste.
Gracias por compartir esta vivencia tan linda.
Besos y círculos***

Miguel Baquero dijo...

¡¡Qué precioso texto!! Tanto o más que las fotografías, y ya es difícil. Realmente, el poder de unas mujeres en corro junto al fuego es el que mueve el mundo. Esto ya lo sabían muy bien los antiguos.

Ofelia dijo...

Hola Miguel,
el texo es muy bello y emotivo. Te recomiendo el libro "Mujeres que corren con los lobos" si quieres profundizar en ese sentimiento y los arquetipos que lo sostienen.
Me alegro que hayas difrutado.
Gracias por tu presencia.
Besos de color fresia**

Laura Uve dijo...

El texto me ha emocionado, no lo había leído. Las flores, preciosas no, lo siguiente... Un placer descubrirte yo que adoro las flores y las hermosas palabras.
Un abrazo, Ofelia.

Ofelia dijo...

Hola Laura Uve,
he paseado por tu blog y me ha encantado, bueno, ya has visto, me he hecho seguidora....
Bienvenida y gracias por tus palabras.
Un beso*

@ngel dijo...

Preciosas!!!!
Menudos tonos.
Un saludo.

Ofelia dijo...

Hola @ngel,
bienvenido al blog y gracias por tu visita.
Un abrazo*