martes, 5 de octubre de 2010

Gentiana campestris o ¿cómo se te ocurre florecer con el frío a la vuelta de la esquina?

A la Genciana no le interesan los prados cálidos y húmedos, busca la soledad y la altura de las zonas montañosas, elige el otoño para florecer y sus semillas germinan después de haber estado expuestas al intenso frío de las heladas. Hay pocas plantas que sean tan compactas y que crezcan con la solidez y confianza de la Genciana.
 

Hay unas 600 especies de gencianas, sus flores exhiben todos los matices posibles del azul y, en menor cantidad, del amarillo. Es una planta bianual que produce una roseta de hojas en el primer año. En el segundo, aparece un pequeño tallo de floración muy robusto es su base, cargado de pequeñas flores de color púrpura o violeta. Las hojas son lanceoladas y envuelven el tallo. Tienen cinco pétalos, aunque he encontrado zonas extensas de esta especie en el Pirineo y en Islandia con cuatro, como las de las fotografías. Aprovecho para pedir ayuda a l@s expert@s botánic@s y preguntar si es producto de la hibridación o es una subespecie.
 
Gentiana campestris. Fotografías: Ofelia Gasque Andrés
El nombre genérico de Genciana viene, según Dioscórides, de Gentius, un rey versado en medicina que en el siglo II a.C. combatió una plaga de peste en Asia Menor con la Genciana. El motivo de la curación tuvo que ver probablemente con las propiedades antisépticas de la planta. Poseen un sabor muy amargo desde las raíces hasta la flor. Estimula la secreción de bilis, baja la fiebre, cura los trastornos gástricos y menstruales, hace desaparecer el cansancio, el frío y los dolores del costado. Hildegarda von Bingen la recomienda para los que padecen dolores cardiacos tan intensos que creen estar al borde de la muerte y Culpeper prescribía la genciana para los desmayos y las mordeduras de animales rabiosos o venenosos.
Era un remedio tan apreciado en la Antigüedad que llegó a extinguirse en algunas regiones. En los Alpes su extinción se debió a que también se empleaba en la elaboración de licores. Durante la Edad Media las gencianas fueron consideradas antídotos contra los gusanos blandos y blancos, los humores venenosos como la pus o la bilis negra y también la usaban para los hechizos amorosos. La esencia floral aporta confianza, optimismo y perseverancia cuando vivimos los reveses de la vida desde el desaliento, la amargura o el escepticismo.


En las regiones del Himalaya era venerada como reencarnación del dios Shiva. Al principio de los tiempos, cuando los dioses y demonios agitaron el océano primitivo, en su competición para obtener el elixir de la inmortalidad, lo que primero surgió del fondo del mar fue el mortal veneno del mundo. Ningún dios fue capaz de detener este abobinable veneno que amenazaba con aniquilar a todos los seres. Fue entonces cuando el Dios de los dioses despertó de su meditación y salvó al mundo bebiéndoselo de un trago. El veneno era tan corrosivo que su cuello se tiñó de azul. Mientras lo bebía, algunas gotas cayeron al suelo convirtiéndose en serpientes venenosas. Otras, sin embargo, se transformaron en hermosas flores azules que, al igual que el bondadoso Shiva, eran capaces de resistir cualquier veneno.



34 comentarios:

Elvira dijo...

¡Cómo me gusta esta flor que sólo he visto en foto! Te han quedado muy bonitas. Lo de los 4 ó 5 pétalos, ni idea. Y me encantan los mitos y leyendas relacionados con las plantas medicinales.

Besos***

Raúl dijo...

Geniales fotos Ofelia, acompañadas de una documentación de lujo!!
Es la primera vez que la veo así que por mi parte no voy a poder aportar nada...
Besos

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
a mí también me gustan mucho las leyendas y la signatura, las siento aún más cercanas.
En el Pirineo encontre flores de cuatro y cinco pétalos en una misma planta. Por eso creo que debe estar hibridándose, aunque no sé lo suficiente como para asegurarlo.
Besos**

Ofelia dijo...

Hola Raúl,
estas fotos son de Islandia y aquí las he visto tanto en el Pirineo catalán como el aragonés. Creo que también se dan por la cornisa cantábrica.
Gracias y besos**

Miguel Baquero dijo...

Qué maravillosa una planta que muestra todas las tonalidades posible del azul

enric batiste dijo...

Si bien es tierra es hija de algún sol
y adopta edad de edad sujeta a cambios
en las cartas de muerte que se mueve
ascendente y descendente en marmitas
donde mezcla brebajes y conjuros.

Perséfone en Circe transformada
triunfante en el infierno de este mundo
rompiendo los hechizos más profundos
surgiendo de la tierra enterrada
en nueva primavera perdurable.

Mujer vieja que vive y ha vivido
mil viajes de ïda y de vuelta,
mil virajes de estela en navegantes,
mil pasajes perdidos por las redes,
mil paisajes repletos de genciana.

Circe, mágica Circe que desvela
estas naturalezas tan humanas
de ancestros animales de rincones
ocultos de los cuerpos escondidos
que pugnan por salir, vivir, hablar.

Circe, su magia en manos misteriosas
que descifran descifren los enigmas
repartidos por rutas de la vida
repetidos distintos espirales
que crecen sin llegarse a repetir.

Circe, sus manos, manos de la magia
femenina, la manos que refutan
que refuten, sentencias de algún juez,
sus manos peligrosas y repletas
repletas de sus luces y una flor.

enric batiste dijo...

Circe, la maga Circe, libre Circe,
la dueña venenosa de licores
que curan y reparan desalientos,
la dueña del veneno que se inyecta
y consigue dejar las amarguras,
la dueña del veneno de ilusiones
cobijadas en émbolos de luz,
la dueña del veneno de la vida
que fluye por las venas del vivir,
la dueña del veneno en una luz,
la dueña del veneno en una flor,
la dueña del veneno de genciana...

Montse dijo...

¡Oh, qué preciosidad!, no tengo ni idea sobre los pétalos y lo que más me ha gustado es la leyenda que nos explicas.
¿Podremos resistir nosotros, tus seguidores, el veneno que nos das con tus maravillosas fotografías lo mismo que la gentiana resiste las heladas?

Besos y más besos.

Rayuela dijo...

qué maravillosa entrada Ofelia!
fotos e información, un lujo absoluto.

mil besos*

Rayuela dijo...

Me quedé leyendo, como en una biblioteca...me gusta mucho la leyenda de Shiva, así que aquí estoy...

otro besito*

Edu Crispi dijo...

m'encanta lo de Shiva. És genial!

....per cert, hi ha alguna cosa de plantes que no saps??

Petons!!

Ofelia dijo...

Hola Miguel,
es verdad, es una maravilla....600 especies ditintas dedicadas al azul (y algunas al amarillo).
Y nosotros ¿cuantos somos, 12 mil millones? Cuantos colores estamos creando¡!¡ ¿De qué color eres?
Besos verdes**

Ofelia dijo...

Hola Enric,
seguimos alimentado la fe en recuperar las memorias.
Bellísima la biblioteca poética en la que todo esta escrito.
Besos**

Ofelia dijo...

Hola Montse,
ja,ja¡!¡ En vena hasta que la Canon, las musas, mis ojos y tus ojos lo decidan.
Besos a ti y a tu maravillosa aspidistra**

Ofelia dijo...

Hola Rayuela,
...leyendo cuentos como cuando niñas.

Besos violetas, querida hada de las letras**

Ofelia dijo...

Hola Edu,
que bé, m'alegro molt que t'agradi¡!¡
I de les plantes no sé casi tot.

petons de seda, artista**

Marcos Callau dijo...

Sonpreciosas, con un colorido muy bonito. Se nota perfectamente que el frío está cercano a ellas.

Sra de Zafón dijo...

Un día, cuando estés aquí, te contaré la historia del amor entre un caballo y una yegua y del placer de comer juntos la genciana que nacia a sus pies.
La probaré antes de que vengas y así sabré si nos sienta bien a las vacas y... a los toros.
Preciosas flores y amenísima entrada.
Besos azules resistentes a cualquier veneno.

Ofelia dijo...

Hola Marcos,
me alegro que te gusten y a preparar la manta.
besos**

Ofelia dijo...

Hola Vacagentil,
admiro tu valor al querer probar tan amargo manjar. Tengo que confesarte que yo ya lo he hecho y lo que parecía ponzoñoso acaba siendo dulce.
Pero si no te sienta bien y quieres convertirte en yegua yo me hago caballo en un santiamén. O si prefieres moscardón, hormiga, elefante, bacteria, salamanquesa, piedra, genciana....¡que pongo en marcha la máquina de poyetizar en on!
Besos de todos los sabores***

Isabel dijo...

Me encanta todo lo que me aportas en esta entrada.

Abrazos

Ofelia dijo...

Hola Isabel,
me alegro mucho.
Besos**

marce dijo...

Saludos Ofi, te dejo esta página sobre la taxonomía sobre las especies que nombras y nombra pilar. http://www.floraiberica.es/floraiberica/texto/borradores/vol_XI/11_130_00_Gentianella.pdf

Si te fijas en la segunda página,, la cita el número de piezas por verticilo.
Es este lado de la península tenemos la pneumoneanth, en prados y bosques abiertos. Las verna sbsp verna , de alta montaña, en cabo Ortegal.
y la lutea o amarilla, que habita por encima de los 1000m de altura,, Ancares etc.
Espero que te sirva para algo, un abrazo.

Ofelia dijo...

Hola Marce,
he quitado el comentario anterior donde está el email de Pilar porque está esperando respuesta de un entendido en gencianas, pero parece que podría ser la campestris.
Lo que me parece muy extraño es que en una misma planta hayan flores de distinto número de pétalos.
En cualquier caso las dos, la campestris y la amarella parecen ser primas hermanas.
Muchísimas gracias por la ayuda.
Un gran abrazo*

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Efectivamente, Ofelia. La cosa va más bien por G. campestris.
En cuanto al número de pétalos desigual -en individuos o en poblaciones- dentro de una misma especie no es algo extraordinario, sucede en otras especies de distintas familias...aunque tampoco es lo normal. Ya sabes, siempre hay quien da la nota (una nota alta en biodiversidad).
Saludos.

Ofelia dijo...

Hola Frº Javier,
muchas gracias por la extensa información que me has enviado por email y ahora mismo cambio el nombre genérico de la genciana.
Un abrazo campestre*

Ofelia dijo...

Agradezco a Pilar Vidal el email que me envió con las primeras pistas de que podía ser la genciana campestris.:

Querida Ofelia,

Te escibo desde la duda, por algo hablamos de Gentian, porque resulta que al ver tus fotos de hoy en el blog, me ha parecido reconocer a la Genciana campestris, pues veo las fotos muy similares a las que tengo en estas dos entradas anteriores de mi blog, y donde también comprobé que habian ejemplares con cuatro y cinco pétalos, como tu indicas.

http://piltruns.blogspot.com/2009/08/paisajes-y-flores-i.html

http://piltruns.blogspot.com/2010/09/puentes.html

La Gentiana amarella, que es la especie que utilizó el doctor Bach para preparar Gentian, no tengo claro si se encuentra en la peninsula.

En Catalunya, según http://www.floracatalana.net/, esta especie no está en la lista, sabes de alguien a quien podamos consultar?

Un fuerte abrazo, este sí que sin dudas

Mercedes González dijo...

Genial, el título, la información, las fotos...

Vaya, esto de escribir la última te toca de leer más (es broma, siempre entro a leer y releer...) Bueno, sabes que me encanta tu blog, la gente y las plantas que lo pueblan. Gracias por darnos tanto.

Besitos azules e inmortales

Elvira dijo...

Ahora estaba recordando que las flores de jazmín a veces tienen 4, 5 o 6 pétalos, aunque lo más habitual sea 5. La foto de jazmín que puse en el blog era una flor de 6 pétalos.

Besos

Chus dijo...

HOla, Ofelix.
Cuánta actividad alrededor de esta maravilla.
Os leo bien.
Un abrazo.

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
gracias por el dato. Van apareciendo más flores rebeldes y originales.
Besos distintos**

Ofelia dijo...

Hola Chus,
cada día me gusta más este planeta y sus generosos habitantes. Vaya suerte¡!¡
Besos, alegría de la huerta**

Ofelia dijo...

Hola Mercedes,
siento mucho haberme saltado tu comentario, no me di cuenta.
Tu formas parte de este miniplaneta y la belleza que tu aportas lo hace más habitable.
Un gran beso y reitero mis disculpas*

Mercedes González dijo...

Que no, chiquilla, que no pasa nada... no tienes que pedir disculpas. Y agradezco tus palabras y este salto hacia atrás ;)
(¡qué detalle!)

Un gran beso y reitero mi cariño