martes, 19 de octubre de 2010

Higuera


No sé si es mi árbol favorito, pero su sombra y aroma acogieron durante mi infancia las calurosas siestas de verano en un huerto al lado del Río Ebro. Y siento que forma parte de mí, que está en mis células....como si lo que soy también es higuera.
Higuera (Ficus carica). Fotografías: Ofelia Gasque Andrés.

Si quieres ver otra fotografía de hoja de higuera en este blog pincha aquí.


 

56 comentarios:

Rayuela dijo...

tampoco es mi árbol favorito. pero también acogió mis siestas de verano en casa de mi abuelo materno...y las travesuras entre los primos tirándonos higos unos a otros.como verás, también soy un poco higuera...

mil besos*

(mi árbol favorito es el álamo)

ARVIKIS dijo...

PRECIOSO BLOG Y MARAVILLOSAS FOTOS. ME RECUESTO A LA SOMBRA Y EL OLOR DE TU HIGUERA Y TE ENLAZO EN EL MÍO.
SALUDOS
Javier

http://raicesdepapel.tk

Jesús Miramón dijo...

Unas fotos maravillosas, realmente magníficas. Gracias.

Un beso.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Volar a través de esos agujeros de las hojas de la higuera, pasar del verde intenso de sus hojas al azul del cielo.

Magníficas fotografías, un abrazo Ofelia.

Elvira dijo...

Impresionante serie, Ofelia. Va in crescendo y explota. Me has dejado con la boca abierta. Yo tenía un par de fotos de hojas de higuera que no había puesto porque no estaba muy segura de que me gustasen. Ahora lo tengo claro después de ver estas fotos. Has sacado lo mejor de la higuera, sin lugar a dudas.

Mil besos***

Elvira dijo...

Por cierto, no te pierdas la última entrada de bicocacolors, es buenísima. Otro beso

Arancha C. dijo...

Me encantan los higos y presentir las higueras, antes de verlas, por su olor, al calor del verano con la cigarras achicharrando...

Me quedo con la 5ª foto, aunque me gustan todas y sobre todo, tu ojo!

Un beso,

Ofelia dijo...

Hola Rayuela,
tengo otro recuerdo imborrable de la higuera. Como tiene las ramas tan frágiles, éramos los niños los encargados de recoger los higos que estaban en lo más alto. Y me encantaba¡!¡
No sé si lo sabes, pero la flor de la higuera es para sacar a la luz los miedos enterrados en lo más profundo de la psique, similar a las propiedades del álamo.
Te tiro no un higo, sino un beso muy dulce*

Ofelia dijo...

Hola Arvikis,
bienvenido a esta sombra y gracias por tus palabras.
Un abrazo*

Ofelia dijo...

Hola Jesús,
me alegro que te gusten, disfruté mucho con la luz.
Gracias a ti y un beso*

Ofelia dijo...

Hola Pilar,
a veces la felicidad aparece en lo más mínimo, como en ese instante en que te das cuenta del infinito juego de la luz.
Gracias por tu presencia y bellas palabras.
Un abrazo muy dulce*

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
muchas gracias linda. Un día quedamos para jugar con la luz, especialmente ahora que no es tan agresiva como en verano.
Hace una semana que no dispongo de tiempo para ir a visitar los blogs que tanto me gustan, a ver si hoy puedo.

Te quiero mucho*

Ofelia dijo...

Hola Arancha C.,
Ay, sí¡!¡ Presentir las higueras e imaginarse el regalo que te estan ofreciendo. Es tanto lo que han dado a la humanidad...

Se cultivó antes que los cereales, Adan y Eva cubrieron su desnudez con sus hojas, mi padre calmó su hambre durante la guerra con sus frutos....es el árbol del principio, de los orígenes, la Diosa Ceres convertida en fruto. Le tengo mucho amor.

Muchas gracias dulce Arancha y besos nutrivivos para ti**

Rayuela dijo...

Ofelia:no conocía las propiedades de las flores de la higuera, tampoco las del álamo...y veo que son comunes.
besos dulces, sin miedos*

bicocacolors dijo...

Ofelia, de esta entrada me gusta todo... el color, las composiciones, y esas estructuras me inspiran muchisimo!!!
ARTISTA!!!

Marcos Callau dijo...

Nunca ha estado más bella una higuera. Me han gustado mucho los efectos de luz y cómo has recortado al cielo con el propio borde de la hoja. Por cierto, Higuera también es el nombre (aoellido, mejor dicho) de el mejor futbolista que he podido ver del Real Zaragoza. Eran otros tiempos, desde luego.

Ofelia dijo...

Hola Rayuela,
su raíces llegan hasta los ríos subterráneos, de hecho uno de los modos para saber donde hay agua y poder excavar pozos es obsevando donde nacen las higueras. Esa capacidad de llegar al fondo es lo que aporta su esencia floral.
Eso, un beso sin miedo*

Ofelia dijo...

Hola Bicoca,
muchas gracias mujer angélica. Me alegro mucho que te gusten.
¿Te has dado cuenta de que el agua del mar nos llega a la misma altura de la cabeza? (me refiero a la foto de blogger)
Besos**

Ofelia dijo...

Hola Marcos,
ja,ja, me ha hecho gracia lo del Sr Higuera¡!¡ Seguro que era un futbolista valiente.
Me alegra que hayas disfrutado. Tengo que pasar a verte y a Frank con calma.
Gracias y hasta pronto**

Odel dijo...

Preciosas fotos Ofelia, estan llenas de luz y color

Isabel dijo...

¡Magníficas hojas! ¡Qué trasluz!

La higueras proliferan, crecen en cualquier sitio porque los pájaros depositan las semillas donde menos te lo esperas, les llaman higueras cagalonas.

Lo que más me gustan son los frutos, pero he tomado nota de lo que dices sobre sus flores.

Besos dulces.

Montse dijo...

¡Ohhhh! Has conseguido un divino viaje desde las entrañas de las nerviaciones de la hoja hasta el mismísimo cielo.
Transportada me dejas en un sueño de luces con higos maduros.
No sabía lo de sus flores y las del álamo, aprendo de tu sabiduría lo mismo que una niña que se coge a la mano de un hada.

Luz verde a la belleza!!
Y mil besos para la artista.

Tuqui dijo...

Me quedé "encantada" mirando tus fotografias, tienen un encanto especial, artistico...
Juana de Ibarbourou, poetisa uruguaya, escribió un bello poema, que siempre recuerdo: "La higuera", quizas te guste leerlo
Besos

Ofelia dijo...

Hola Odel,
muchas gracias guapa, me alegro mucho que te gusten.
Un abrazo de color verde*

Ofelia dijo...

Hola Isabel,
que bueno, no sabía lo de la higuera cagalona.
La flor no se puede ver porque está dentro del higo cuando es pequeño.

A mí gusta todo de la higuera. El año pasado pude recoger un montón de higos e hice confituras con menta y brandy que están buenísimas.

Gracias por pasearte por este huerto y te envio otro beso dulce*

Ofelia dijo...

Hola Montse,
pero que bien te expresas, estaría horas leyéndote¡!¡ Tú te transportas con las imágenes y yo con tu prosa poética. Describes las imágenes de tal modo que si no existieran me entrarían ganas de hacerlas.
Que lindo eso de luz verde a la belleza.
Gracias por tu luz y mil besos dulces (les he quitado lo pegajoso)***

Ofelia dijo...

Hola Tuqui,
conozco el poema de Juana de Ibarbourou. Estuve dudando si poner el poema o no y al final decidí escribir la conexión emocional que tengo con el árbol, aunque es precioso. Voy a buscarlo. Aquí está:

LA HIGUERA

Porque es áspera y fea,
porque todas sus ramas son grises,
yo le tengo piedad a la higuera.

En mi quinta hay cien árboles bellos,
ciruelos redondos,
limoneros rectos
y naranjos de brotes lustrosos.

En las primaveras,
todos ellos se cubren de flores
en torno a la higuera.

Y la pobre parece tan triste
con sus gajos torcidos que nunca
de apretados capullos se viste...

Por eso,
cada vez que yo paso a su lado,
digo, procurando
hacer dulce y alegre mi acento:
«Es la higuera el más bello
de los árboles todos del huerto».

Si ella escucha,
si comprende el idioma en que hablo,
¡qué dulzura tan honda hará nido
en su alma sensible de árbol!

Y tal vez, a la noche,
cuando el viento abanique su copa,
embriagada de gozo le cuente:

¡Hoy a mí me dijeron hermosa!


Muchas gracias y besos hermosos***

Edu Crispi dijo...

molt boniques! casi sembla tenir-les davant realment! Aqui a Vic ja estem envoltats de tardor i boira. Una mica de verd ens va bé! Una abraçada!

Dona invisible dijo...

Hola!
Doncs jo ara mateix he recordat el meu avi, en tenia una -de figuera- a casa i tinc la imatge d'ell collint figues. Tampoc no és el meu arbre favorit, però també hi associo records, curiós.
Les fotos, maquíssimes.
Una abraçada!

Laura Uve dijo...

Compartimos rio... me gustan las higueras (no los higos, tengo alergia). Tengo en el huerto de mi padre.
Preciosas fotos, originales, especiales.
Un cálido abrazo.

Ofelia dijo...

Hola Edu,
doncs estava aprop de Vic pero a les muntanyes. Ara us queden uns quants mesos de llum filtrada per la boira que tant be saps retratar.
Una abraçada lluminosa*

Ofelia dijo...

Hola Dona Invisible,
pel que sembla es un arbre que els nens adoren i els que hi varem tenir la sort de gaudir-ne, guardem records profunds.
Benvinguda i gràcies per les teves paraules.
Una abraçada cálida que et duri tota la tardó***

Ofelia dijo...

Hola Laura Uve,
el Ebro lo tengo asociado a los momentos más felices de mi infancia, como la higuera, los algarrobos y las mulas. Últimamente he vuelto a disfrutarlo tanto que está creando una filosofía, la fluviofelicidad.

Gracias y un fluvioabrazo***

enric batiste dijo...

El canto de cigarras caluroso inundaba las horas de la tarde mezclado con el río que sonaba y hablaba de esas cosas del pensar. El aire desprendía ese aroma fundido en el fruto de una higuera morada del color, fruto maduro, las brevas por los suelos que alimentan de muerte otra vida por venir. El árbol de la vida del origen escrito en otro libro de memorias, relatos tan antiguos como el mundo que leemos leyendo cuanto está escrito previamente en la tierra, el lecho de los ríos, tan sonoro, el aire perfumado por la higuera, el canto de cigarras pertinaz, los sueños que se sueñan descansados, los sueños que imaginan mil momentos, las lágrimas de Ceres reencontradas
con su hija ProserpinA otra vez...

enric batiste dijo...

...Y el beso que se narra en el relato...

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Compartimos evocaciones infantiles en torno a la higuera, en mi caso la higuera de un patio con pozo a orillas del río Arlanza (Burgos).
El aroma de sus hojas quedó para siempre en mi recuerdo. Y me devuelve a aquellos tiempos cada vez que gozo de su olor, en cualquier lugar al que vaya.

Preciosas imágenes para un árbol que seduce a quien sabe mirarlo, olerlo, saborearlo.

Saludos.

Chus dijo...

HOla Ofelix.
Qué hermosura de fotografías!!!
También forma parte de mi infancia; en mi caso tuve el placer de verla todos los días del año durante los diez primeros años de mi vida; formaba parte de nuestro huerto, allá en el pueblecico zaragozano donde nací.
Actualmente comparto contigo río, donde no hace mucho disfrutamos de los frutos de una generosa higuera ribereña, y comparto esa nueva filosofía; gracias a ella nos hemos conocido y gracias a ti he conocido este maravilloso mundo de luz, color, poesía, belleza, sabiduría, y mucho cariño.
Me uno a la luz verde a la belleza y también a los mil besos para la artista.
Te quiero, amiga.
Un fluvioabrazo.

Fàtima T. dijo...

Lo que más me gusta de la higuera es el olor que desprende. Tal vez es porque en casa tuvimos una, hace mucho tiempo, y hay olores que se nos quedan para siempre en la memoria.

Las fotos, como siempre, maravillosas. Todas.

Un abrazo.

marce dijo...

Muy buenas Ofi. Le quitas un gran calor a la sombra fría de Carica. Una abstración admirable en las formas de sus hojas. Me he recreado alguna vez con esas formas en las hojas de la lechuga silvestre y sus nervios. Un mundo escondido que sale a la luz con el lenguaje de la luz en la cámara oscura del pixel. Es como el arte contemporaneo. DE siempre, ese arte ha estado siempre esperando.

un abrazo , Ofi.

Ofelia dijo...

Hola Enric,
me parece que las higueras están más que contentas con este reconocimiento tan bello que nos has regalado.
Un abrazo dulce**

Ofelia dijo...

Hola Fcº Javier,
una amiga me ha enviado esta maravilla de texto que expresa de forma muy bella esta atracción de los niños por la higuera. Como veo que es común en muchos de nosotros, va por todos.
Por cierto, esta higuera sigue vistiéndose de verano. Voy a decirle que pase a ver tu genial colección de otoño.
Un abrazo*

La lengua de las emociones de infancia nutrida con leche de higuera es muy particular, creo que el pringarse con esa leche deja una huella emocional diferente a todas y común a los niños que nos hemos refugiado en ese arbolteta,y,aún habiendo pasado décadas y décadas, no sólo es imborrable esa huella, si no que a la mínima evocación de una higuera nos encontramos en esa patria, donde a poco que escarbemos, nos daremos cuenta que ese árbol a todos los niños del mundo nos acogió del mismo modo y nos contó los mismos cuentos de independencia, libertad, autonomía y amor, que supongo soñaste tú y soñé yo bajo sus ramas y hojas.
Esa espesa y acogedora sombra, esos cielos recortados por sus carnosas hojas vistos desde su alfombra de hierba, o entre sus ramas,y ese punto contradictorio ente lo desagradable de su pegajosa leche y su magnífico y dulce olor...qué maravilla!
Qué atracción ejerce la higuera en los niños de la tierra!!! Y qué decir de sus frutos? no conozco delicia mejor, y mira que hay delicias...

Conozco a otra mujer y a otro hombre, de los que soy gran amiga, que pasaron su infancia acogiéndose a una higuera y los tres coincidimos en el poder que ejercía sobre nosotros,y en los sueños de emancipación que vivimos bajo sus ramas y hojas.
Quizás las higueras sólo nazcan en enclaves mágicos y estimulantes para las mentes infantiles :-)

Ofelia dijo...

Hola SupeChus,
las profundas raíces de la higuera nos unen y no digamos las generosas aguas de Lo Riu.
Me siento muy contenta de sentir tu corazón en forma de palabras.
Y como diría el poeta...filosofia eres tú.
Higofluviobesos***

Ofelia dijo...

Hola Fàtima T.,
si lees este comentario, vete dos arriba (el largo). Hay un texto precioso sobre los efectos de haber tenido relaciones con una higuera. Un árbol primigénio, como el olfato.

Gracias por tu aroma.

Besos dulces***

Ofelia dijo...

Hola Marce,
que bella la palabra recrear, volver a crear lo creado en un acto de comunión y comunicación puros....una danza.
¿Estará el destino dibujado en el mapa creado por los nervios de una hoja?
Gracias por tu sensibilidad.
Un abrazo con aroma a higuera***

Ernesto y Felisa dijo...

Hola Ofelia, soy Felisa, vengo desde el blog de Elvira donde contaba el paseo tan agradable que os habeís dado, vine a echar un vistazo, a este tu blog, y claro ..., me ha enamorado.
La higuera es un árbol que a mí, sí me gusta, y has hecho unas preciosas fotos de las nervaturas de sus hojas, y esos recortes de cielo asomándo, y las manchas de luz sobre ellas.
También me gusta su halo dulce, su sombra, sus frutos..., me parece un árbol muy amigable, y tu post precioso.
Bueno Ofelia, encantada de encontrarte, y volveré por aquí.
Un saludo desde Stgo. Compostela.
Felisa

HEL.LENA dijo...

HOLA OFELIA, NO SAPS LA IL.LUSIÓ QUE EM FA VEURE AQUESTES MERAVELLOSES FOTGRAFÍES DE LES ENTRANYES DE LA FIGUERA. JO TINC MOLTS BONS RECORDS DE PETITA QUE A CASA DELS MEUS AVIS HI HAVÍA VÀRIES FIGUERES I EL MEU GERMÀ I JO ENS HI ENFILÀVEM PER A AGAFAR LES FIGUES I MENJARNOS-LES A DALT MATEIX. QUE BONES!!!!.
A MÉS A MÉS AQUEST ANY A CASA DE LA MARE DE LA MEVA PARELLA HI HA UNA GRAN FIGUERA DE COLL DE SENYORA QUE FA UNES FIGUES RIQUÍSSIMES, I ME'N HE FET UN BON TIP, I NO SOLSAMENT AIXÒ, SINÓ QUE HE FET UNS 20 POTS DE MELMELADA DE FIGUES D'AQUESTA FIGUERA,QUE HA QUEDAT EXQUISIDA.
M'AGRADA MOLT QUE HAGIS DEDICAT AQUESTES FOTOGRAFÍES TANT BONIQUES SOBRE LA FIGUERA, ATÈS QUE ÉS UN ARBRE FUÏTER QUE PER MOLTA GENT PASSA DESAPERSABUT.
T'ENVIO UNA GRAN ABRAÇADA AMOROSA.

@ngel dijo...

Que bonitas formas y colores Ofelia!!
Buena mirada.
Saludos.

Ofelia dijo...

Hola Ernesto y Felisa,
yo también vengo del blog de Elvira puesto que fue ella la que me animó a crear uno. Estoy muy contenta de haberlo hecho por varios motivos y uno de los más importantes es entrar en contacto con personas como vosotros. Ando muy justita de tiempo y me cuesta corresponder con la misma amabilidad que recibo.
Me alegro mucho que os haya gustado y sed bienvenidos a este espacio.
Muchas gracias y un abrazo*

Ofelia dijo...

Hola Hel.lena,
l'any passat vaig fer unes confitures amb menta i brandy bonísimes. Si ens veiem fem un intercanvi dels regals d'aquest generos arbre.
M'he alegrat molt de veure't per aqui.
Una abraçada molt dolça*

Ofelia dijo...

Hola @ngel,
muchas gracias, sabes que me encantan tus fotografías, es más, me parecen prodigiosas.
Me alegro mucho que hayas disfrutado con las imágenes.
Un abrazo*

Miguel Baquero dijo...

Pocas cosas hay más placenteras que sentarse a la sombre de una higuera (aunque me haya salido en pareado?. ¿Dónde te crees tú que Sidharta-Buda entró en trance hasta alcanzar la felicidad completa?

Ofelia dijo...

Hola Miguel,
pues sí, se iluminó encima de las raíces de un árbol que conoce muy bien la oscuridad de las profundidades y la fragilidad expresada en sus delicadas ramas.

Besos iluminados*

Mercedes González dijo...

Me encantó ver el cielo a través de tus hojas, de tu higuera, asomarme como en una ventana que mira al futuro.

Me quedo un ratito a la sombra en una dulce siesta.

(Ya ves, yo también me había pasado esta entrada, y eso es, para mí, es imperdonable. Disculpas)

Besitos dulces, dulces.

Ofelia dijo...

Hola Mercedes,
en susurros para no despertarte....dulces sueños***

Ian dijo...

excellent,bravo

Ofelia dijo...

Hello Ian,
I'm glad you like it¡!
Wellcome and thank you for your visit and comment.
***