sábado, 25 de septiembre de 2010

La luz interior

Era un día nublado y la planta estaba en la sombra. Me maravillé ante la luz prodigiosa que parecía nacer de sus entrañas.
Hoy quería dedicar una entrada a mi hijo Maurici, he abierto el archivo de fotos para conectar con alguna imagen y he escogido esta. Cuando se la he mostrado me ha dicho que es una de sus favoritas.
A él no le gusta el sol, su nombre significa el hombre oscuro del desierto y ha encontrado su luz interior.
La cuchara de pastor, alcachofilla, cardo del sol, cucharita de la Virgen, hierba de los pujos, picias, piña de San Juan, piñicas de monte (Leucea conifera). Fotografía: Ofelia Gasque Andrés
 



 


36 comentarios:

Rosan dijo...

hola.
esta flor é maravilhosa, dá para perceber sua luz, isso me encanto, a mim também.


beijo

Ofelia dijo...

Hola Rosan,
gracias por tu comentario y espero que alguien me ayude para dar nombre a esta flor ya madurada. Yo diría que es una centaura, pero lo digo en voz baja.
Un gran beijo*

Elvira dijo...

Hola Ofelia: me parece que es esta flor: Leuzea conifera.

Aquí cerrada:

Alcachofilla

Aquí abierta:

Carxofeta

Besos luminosos

enric batiste dijo...

Poema de un cuento a Maurici

Aquella mujer llegada a esta ciudad huyendo de una guerra a cuestas con su hijo
llevaba en su lengua el lenguaje popular,
las canciones de nana que lo habían dormido,
los juegos de falda que le habían hecho sentir
el gozo del ritmo del lenguaje,
las palabras reinventadas en los juegos de palabras...
y la sabiduría de la urdidumbre del tiempo convivido y ancestral.
Aquella mujer.
Aquella mujer que hoy entrebusca en el bosque inextricable del lenguaje
qué decir, qué decirle a su hijo sobre
esta parte de desmande del mundo, sobre
esta atonía atónito mental, sobre
este olvido inexcusable del dolor de algún otro...
Aquella mujer.
Aquella mujer que hoy es esta mujer con su hijo,
esta mujer.
Esta mujer que ha buscado y descubierto
el significado de los nombres y pronombres personales,
el significado de los nombres antiguos de las plantas,
el significado guardado en las semillas y en las flores,
el significado que germina, que se expande y que crece
y que da luz dando a luz
al hombre oscuro del desierto
que ha encontrado su luz interior.
Esta mujer.
Esta mujer con su hijo, y los juegos
y las canciones y las palabras
y los pensamientos compartidos
y los besos y caricias
y las miradas que se cruzan y entrecruzan
y las miradas que se quedan y sustentan
quedamente apoyadas una en otra.
Esta mujer que sabe que lo que dice
puede ser o no ser verdad
pero se arriesga y dice
dice y se lo dice a su hijo
con una voz que le viene de muy lejos:
quisiera que quisieras vivir vivir
sin que sea preciso pedir perdón
tomando creando de este mundo
el mundo que quieres quisieras vivir.
Tú eres el mundo, y yo ¡te quiero tanto!

Rayuela dijo...

me ilumino de luz
de luz floral y etérea
de nombres de hijos y flores
de ternura y maravilla


mil besos,Ofelia*

Pilar Vidal Clavería dijo...

Hola Ofelia

Esta imágen resume para mi el título de este blog, la fusión del mineral con el vegetal.

Un abrazo luminoso

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
muchísimas gracias por tu exitosa búsqueda y por los enlaces. La encontré en un bosque de pino y matojos de la Ribera d'Ebre, concretamente en García y no recuerdo haberla visto más.
Besos luminosos***

Ofelia dijo...

Hola Enric,
muchas gracias por este regalo tan bello en forma de cuentopoema.
Tu sensibilidad es prodigiosa.
Besos que envuelven e irradian luz***

Ofelia dijo...

Hola Rayuela,
gracias por traer hasta aquí tu suave luz.
Besos espejo para que te sea devuelta*

Ofelia dijo...

Hola Pilar,
la fusión genera luz, tu presencia también. Gracias por traerla.
Besos reflectores***

Edu Crispi dijo...

renoi, és preciosa! sembla que tingui llum interior. Transmet molt aquesta foto. Una abraçada!

Sra de Zafón dijo...

Cuando la luz nos sorprende de repente...

Entiendo perfectamente que esta se la foto preferida de tu hijo. Yo veo a su madre en ella...

besos de luz que desborda

marce dijo...

Muy buenas ofelia. Un abrazo a Maurici.
Tus palabras y la fotogafía tienen la misma calidez, como le va a gustar el sol con esa luz interior.

No puedo decir más, un abrazo.

marce

Pilar dijo...

qué imagen más fantástica¡¡¡
es pura magia¡¡¡
un abrazo

Marcos Callau dijo...

Extraña fotografía esta. Efectivamente parece tener luz interior, es estupenda. Bonita dedicatoria.

Chus dijo...

Hola, Ofelix.
"Antorcha" la llamaría yo.
Qué potente!!
Un abrazo, mejor, dos.

Ofelia dijo...

Hola Edu,
gràcies i una abraçada transmisora de llum***

Ofelia dijo...

Hola luminosa vaca,
la luz de tu futuro hijastro encendió la mía.
Besos a tu interior y exterior***

Ofelia dijo...

Hola Marce,
muchas gracias por tu abrazo, se lo diré.
No hacen falta demasiadas palabras cuando se dicen desde el corazón.
Un beso luminoso*

Ofelia dijo...

Hola Pilar,
gracias por tu presencia y tus palabras.
Magia y luz en el corazón de un abrazo***

Ofelia dijo...

Hola Marcos,
es un efecto extraordinário y me quedo sin palabras.
Gracias por tu comentario y un beso de luz*

Ofelia dijo...

Hola Chus,
potente como tu luz interior, estrella¡!¡
Gracias por estar aquí y marchando dos abrazos para Zaragoza**

José Luis Ríos dijo...

Hola, Ofelia. Muy curiosa esta fotografía, y tú muy atenta para verla, y ensenárnosla a los demás.

Saludos

Isabel dijo...

Un sol encerrado me parece, como si tu hijo lo hubiera hecho: encerrar el sol cuando nos molesta.

Besos a los dos.

Ofelia dijo...

Hola José Luis,
si que es curioso el efecto luminoso, y no he sentido ningún interés en pensar cómo es posible, tan sólo en disfrutarlo.
Gracias y un abrazo*

Ofelia dijo...

Hola Isabel,
que bello y exacto lo que dices. A veces la luz exterior deslumbra e impide que nos demos cuenta de la interior.
Besos de los dos**

Ramuol dijo...

La luz es sensacional Ofelia, perfecta para esta buena foto!!
Besos

Miguel Baquero dijo...

Tiene buen gusto Maurici. Y me encanta la gente que sabe el nombre de las plantas y las flores, me parecen admirables

Mercedes González dijo...

Viajó y me llegó tu luz, una candileja que ilumina el teatro de la vida. Qué hermosura cálida, ternura de madre, de hijo.

Besos luminosos para ambos

Montse dijo...

La luz interior, la magia de la vida, el amor entre madre e hijo natural y maravilloso.
¡Ay, Ofelia, cuántas verdades encierra esta fotografía y cuánta belleza!

Si yo fuera él (tu hijo) creería que no tengo solo una madre, tengo una hada que me inunda con su luz.

Un beso.

Ofelia dijo...

Hola Raúl,
muchas gracias, la luz que reflejaba-emitía me sigue pareciendo muy sorprendente.
Un beso lleno de luz*

Ofelia dijo...

Hola Miguel,
me sorprendió que fuera una de sus favoritas y que coincidiera con mi elección.
Muchas gracias y un gran beso*

Ofelia dijo...

Hola Mercedes,
poeta sensible, amante, luminosa....en algunas personas habita tanta luz que hasta pueden permitirse tener roto el corazón, para saber que la herida es luminosa.

La tuya llega con claridad hasta aquí.

Un gran, gran beso*

Ofelia dijo...

Hola Montse,
si no sintiera el sol que habita en mi, te pediría un abrazo para sentir tu intensa luz y calor y recordar lo importante.
Mi hijo y yo tenemos buena relación, nos conocemos y nos gustamos, lo cual es una gran suerte, podría no haber sido así.
Muchas gracias, solete.
Un beso y un abrazo luminosos**

Anónimo dijo...

Hola Ofelia, me maravillo de las cosas lindas que fotografias, que escribes, que te escriben y que contestas. He sentido mucho amor por ti, por Maurici, y por todos los compis del blog. Desde mi noche oscura del alma, gracias a conectarme a tu blog, yo Tambien he podido sentir un poco de mi luz interior. Luminosas gracias.

Ofelia dijo...

Querid@ anónim@,
es increíble la sincronicidad....estaba a punto de hacer una nueva entrada con un poema anónimo y va a ser dedicada a ti.
Yo también te quiero***