miércoles, 8 de septiembre de 2010

Jam Session



















El Jazz nació cuando la música extendió sus alas.

Las lágrimas de la Virgen, cola de liebre (Lagurus ovatus). Fotografías: Ofelia Gasque Andrés.











































30 comentarios:

Mercedes González dijo...

Me gusta el jazz por lo rebelde, lo fresco, lo abierto a la improvisación, (open to spirit, open to the world... como diría alguien que yo me sé)

Este no es un regalo que tú te haces, sino que me haces, nos hace. Me ha gustado ir descubriendo cada una de tus fotografías con la música de fondo, a cual más interesante, más plástica. Si tuviera que quedarme con alguna, no sabría con cuál quedarme.

Gracias por el regalo

Besos-a-lados

Rosan dijo...

olá.
belissimas fotos, em todas as suas nuances...

beijo

enric batiste dijo...

Diálogo entre imágenes y música
en la danza del jazz del jam de fotos
que vuelan en contraste de elementos
de vida mineral y vegetal.
¡Que crezcan estas notas en palabras,
que suenen sus sonidos sin cesar,
que mezclen en sus manos dedo a dedo
uno a uno estos ritmos de este azar!

Arancha C. dijo...

Ofelia, se nota la pasión en esta serie de fotografías. Esos plumeros te poseyeron pero bien...¡Emocionantes! ¡Me encantan!

Ofelia dijo...

Hola Mercedes,
Anaïs Nin dijo del jazz que era la música del cuerpo. Ese día la pieza musical que abre esta entrada estaba metida en mi cuerpo y guiaba todas las percepciones y acciones.
Y gracias a ti por esos besos tan especiales que te son devueltos***

Ofelia dijo...

Hola Rosan,
muchas gracias linda.
Besos**

Ofelia dijo...

Hola Enric,
"Que crezcan estas notas en palabras"......el jazz de las palabras.....suena muy bien.
Una jam de besos**

Ofelia dijo...

Hola Arancha C.,
has escrito la palabra: posesión. Fue un claro caso de vampirismo musical que se tradujo en 700 notas-imágenes musicales. Orquesta de cámara: brisa, espiga y dedo.
Compartimos pasión***

Elvira dijo...

¡Qué lindas! Y qué delicadas. Además el mar de fondo les queda genial.

Me parece que es esta espiga, ya sequita:

Cola de liebre

Ah, y la música es perfecta.

Besos, original amiga

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
a mi también me lo pareció. En ese momento no tenía importancia y no me ocupé en asegurarme. Así que gracias por la información y el enlace con tu estupenda foto.
Besos**

marce dijo...

Improvisando con lagurus, le llamaría yo.

Es la voz del mistrel, del canto espiritual, los cantos del trabajo, el encuentro con el sonido del norte. Suena a macillos que golpean la piezas del vibráfono, diferentes solos para lagurus.

un abrazo.

Ofelia dijo...

Hola Marce,
7 notas musicales.
700 fotos.
Eres el visitante 7.777
7 gracias y 7 besos*******

Marcos Callau dijo...

La séptima fotografía, con el cielo nublado de fondo, es colosal. Me ha gustaod mucho el difuminado contrastado con la nitidez del fondo. Esto es arte, Ofelia.

Ofelia dijo...

Hola Marcos,
no sé que pasa con el 7 pero sigue estando muy presente.
Me alegro mucho que hayas disfrutado.
7 besos*******

marce dijo...

ja,ja,ja,,

un beso.

Montse dijo...

¡Ohhh, siento romper el hechizo del siete, porque a mí me gusta más la sexta fotografía!
La sexta nota, la que da la nota y toma nota de la sesión, improvisadamente bajo tu melodía.

Tampoco me ha importado el nombre de la gramínea, tampoco saber si el cielo estaba gris o luminoso ¡consigues acaparar mi atención tan sólo en el contraste de la planta y el mar!

Seis besos rítmicos.

Ofelia dijo...

Hola Montse,
a parte de dar la nota tengo que decirte que eres notable, lo noto. Y anoto el seis¡!¡
Seis besos entonados******

Montse dijo...

¿Notable?
¡Jo, yo pensaba que me darías un sobresaliente, por lo menos!

^_^

Ofelia dijo...

Hola Montse,
así que te gusta la foto nº10¡!¡ ¿Y la nº11? Esa es la tuya, la de la matricula de honor.
Besos superdotados**

Anónimo dijo...

Hola, Ofelix.
De abajo arriba, la secuencia me hace crecer, evolucionar, madurar; pasar del marrón al blanco para volver al color original. Es enriquecedora.

Me enamora la quinta empezando por abajo que resulta que es la séptima empezando por arriba.

Pero, oh!!!, la sexta es mágica, porque da igual por donde empieces; es fantástica. Jajaja. Las piezas musicales sublimes.
Besox.

Isabel dijo...

¡Qué maravilla nos has regalado a todos!

Abrazos

Ofelia dijo...

Hola SuperChus,
gracias por este baile¡!¡ Mientras iba parriba y pabajo pensaba: si le da más ritmo esto ya es rocanrol acrobático. Respiro. Que se me ha disparado el corazón.
Tu sí que enamoras.
Besox**

Ofelia dijo...

Hola Isabel,
gracias guapa y lo mejor de todo es poder compartirlo¡!¡
Una jam de besos**

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Alas...para la música y para las imágenes. Te has dejado llevar por un vuelo creativo entre espigas de sensibilidad.
Una delicia.

Saludos, Ofelia.

Ofelia dijo...

Hola Fcº Javier,
....y volando llegué hasta los Alpes y te vi integrado en la piedra, en el hielo y en el azul del cielo.
Gracias y saludos alados**

Anónimo dijo...

Pero que jam session playera mediterranea más buena! Vaya solo de espiguitas!, como improvisan!... y que forma mas linda de moverse!. Su compleja simplicidad me sugieren creativas ensoñaciónes... Unas capturas la mar de jazzisticas, si señora.
Siguete regalando cositas de estas que nos sienta muy bien Ofelia.

Anónimo dijo...

Ah! y se me olvidaba enviarte un besobloguero!

Ramón

Ofelia dijo...

Hola Ramón,
tú si que te mueves bien jazzman¡!¡
Me alegro de haber compartido el concierto y que hayas improvisado este comentario.
Un superbesoblogero*

Edu Crispi dijo...

quina colecciò! m'encanten les dues primeres completament desenfocades. Ademes el titol és genial. S'hi escau. No se si ho sabies però el jazz m'encanta. Molts titols del meu blog son cançons de jazz.

una pregunta: això de el jazz nacio cuando la musica extendió sus alas...d'on ho has tret? es genial!

una abraçada!

Ofelia dijo...

Hola Edu,
aquesta frase va venir al meu cap i al meu cos aquest día tan especial en que jo era jazz. I vaig recordar les últimes peces musicals que va escriure en Beethoven, quan era completament sord (lliure de sons externs) i punt de morir, es al.lucinant. Ell, que era música, ja tenía les ales obertes i va sentir el jazz i el blues. Busca-ho.
Una abraçada**