jueves, 30 de septiembre de 2010

Anónimos

Cardo yesquero, cardo abadejo, cardo azul (Echinops ritro). Fotografía: Ofelia Gasque Andrés.
Este es un poema anónimo encontrado en un campo de concentración nazi en 1944 y está dedicado a todos los anónimos.
El sol ha hecho un velo de oro
Tan hermoso que me duele el cuerpo.
Allá arriba, los cielos lanzan su grito azul.
Por algún error, he sonreído.
El mundo florece y parece sonreír.
Yo quiero volar, pero ¿adónde? ¿a qué altura?
Si puede florecer algo en un alambre con púas,
¿por qué no voy a poder yo? ¡No moriré!

 

 

28 comentarios:

Isabel dijo...

La belleza, a veces, me produce escalofríos.

Besos

Pilar Vidal Clavería dijo...

Sentirse anónimo es todo un ejercicio de humildad, que es bueno practicar

Gracias por la poesia y un abrazo

marce dijo...

Sólo en los casos más estremos somos capaces de hacer florecer un alambre de púas, de contemplar la calidez del atardecer y sentir dolor.

Hoy se siguen escribiendo anónimos.

un abrazo.

Pilar dijo...

me gustan los anónimos, los positivos y hermosos, como éste¡¡
una bella imagen: si puede florecer algo en un alambre con púas...
en los momentos más desesperados... es cuando de una sonrisa puede renacer una esperanza...

me ha encantado.
besos

Anónimo dijo...

Hola Ofelia gracias por esta entrada que me anima en mi anonimato a seguir adelante con destellos esperanza. Tu, la dedicatoria, la foto y el poema han hecho florecer una sonrisa en mi herida. Gracias desconocidas en nombre de todos los anonimos.

Anónimo dijo...

--Juez humano y divino, me pregunto
¿por qué, por qué, POR QUÉ estoy en prisión?

--No te encierro por caco ni traidor
sino por el peligro en tus manos
repletas de tus luces y una flor.

Edu Crispi dijo...

Hola Ofelia, aquest desencuadrament m'encanta. Les punxes cap afora li donen molta força a la foto. Bona feina!

Marcos Callau dijo...

Es preciosa la poesía y muy esperanzadora, Ofelia. La fotografía me encanta por la suavidad que trasmite.

Ofelia dijo...

Hola Isabel,
síntoma de una sensibilidad exquisita.
Me que quedado clavada en tus parcas palabras, que crean universos.
Gracias y un beso vivo*

Ofelia dijo...

Hola Pilar,
humildad.....amplitud, silencio, atemporalidad, generosidad. Eso me sugieren tus palabras.
Gracias y un gran beso*

Ofelia dijo...

Hola Marce,
la capacidad de crear o percibir belleza en circunstancias extremas es uno de los misterios que hacen que (me) nos sigamos preguntado quienes somos.
Gracias por la belleza que creas con tus imágenes, palabras y presencia.
Un beso arcoiris*

Ofelia dijo...

Hola Pilar,
como le decía a Marce es extraordinaria la capacidad de transformación y creatividad del ser humano....y la sonrisa es el puente para cruzar los abismos.
Tu también encantas. Gracias por tus bellas palabras.
Un gran beso*

Ofelia dijo...

Querido Anónimo,
tu sonrisa crea puentes con lianas que llegan hasta el más hondo de los abismos y escaleras que suben hasta el cielo.
Quizás tengas la sonrisa más bonita del mundo.
Gracias y besos agradecidos*

Ofelia dijo...

Hola Anónimo poeta,
para destilar la más preciada gota de tu esencia. La comprensión del todo en un rayo de sol, en una sonrisa, en una flor.
Cuanto poder hay en tus palabras.
Gracias y un beso en tus manos*

Ofelia dijo...

Hola Edu,
moltes gràcies estimat ocell.
Un petó volant*

Ofelia dijo...

Hola Marcos,
este poema representa para mí la esperanza, iluminó días de oscuridad.
Me encantan tus percepciones....un cardo suave. Eres único.
Gracias y un beso*

Elvira dijo...

Este poema impresiona, y tu foto también. Le va perfecto el fondo en sombra. Tiene razón Marcos, aunque pinche tiene un algo suave... ¿será el color?

Besos***

Mercedes González dijo...

Me has conmovido, Ofelia, con esta entrada. De anónimos esta llena la humanidad y es de anónimos la historia.
Qué hermoso poema has elegido, y esa flor-cardo que se difumina suavizando su rudeza. Espléndido!!

Besitos
PD: a mí también me produce escalofríos la belleza, al igual que a Isabel.

Miguel Baquero dijo...

Te digo de verdad que esos versos me han provocado un escalofrío. Pobre gente el que lo compuso, espero que después de todo pudiera un día contemplar los cielos libremente

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
la suavidad del cardo puede ser por el color, el desenfoque y el contraste con el negro del fondo, el caso es que no se me habría ocurrido asociarlo con la suavidad. Es curioso cómo la foto y el texto tienen puntos en común, también el poema es suave y delicado en una situación devastadora. Asociaciones del inconsciente.
Gracias y besos delicados***

Ofelia dijo...

Hola Mercedes,
es un poema que me recuerda lo importante que es mantener la esperanza y enfocarse en los pequeños milagros constantes y cotidianos, tanto cuando sentimos felicidad como devastación.
Me encanta poder compartir esta belleza contigo.
Gracias por venir y besos, poeta***

Ofelia dijo...

Hola Miguel,
al cabo de unas horas de publicar la entrada, escucho a un hombre español de 95 años que estuvo en Mauthausen. Una escritora (no recuerdo su nombre) ha decidido sacar del anonimáto a las personas que sobrevivieron y ha escrito un libro con los recuerdos de lo vivido en los campos de exterminio. Él es uno de ellos. A pesar de su edad es un luchador incansable por los derechos humanos, con una lucidez y serenidad impresionantes.
Él podría haber escrito este poema.
Gracias y un gran abrazo**

Montse dijo...

No es anónimo aquel que puede ver el cielo, siente el calor del sol y aún tiene abierta la puerta de la esperanza, somos todos o casi todos. El que lo escribe es aquel que lo anota en un papel para que otros puedan leerlo.

La fotografía es mágica, tiene la luz de la esperanza filtrada.

Un beso.

Ofelia dijo...

Hola Montse,
transmites puro sentimiento.
Gracias y un gran abrazo***

Rayuela dijo...

la belleza triunfa sobre el dolor?...así parece.
hermoso,Ofelia
mil besos*

Ofelia dijo...

Hola Rayuela,
algunos dicen que la belleza está sentada al lado de la verdad. Para mi la belleza es un refugio misterioso y creativo que, como muy bien dices, triunfa sobre el dolor....sí.
Gracias bella***

Sra de Zafón dijo...

Veo que no me veo...
Te había dejado un comentario hace días que no ha quedado, y hoy, buscando tus lindas respuestas, veo que no me veo...
Bueno, sólo te decía, además de declarte una y otra vez mi amor, lo estremecedor que me resulta cada vez que me encuentro con que alguien puede destilar belleza de la crueldad.
Un beso de tu enamorada vaca

Ofelia dijo...

Hola vacalinda,
aunque Internet sea malo contigo, tu corazón sigue pastando por estos prados gracias a otro tipo de ondas, las de tu belleza.
Besos y luz y esperanza***