jueves, 9 de septiembre de 2010

Tormenta

¿Son las nubes lo más grande que hay en el planeta?
 





 

 
Puesta de sol tormentosa en Vilanova i la Geltrú. Fotografías: Ofelia Gasque Andrés
























40 comentarios:

José Luis Ríos dijo...

Tremendas fotografías, Ofelia, para hacerlas así hay que estar allí, como tú lo estabas.

Saludos

Montse dijo...

El mar parecía en calma aquel atardecer y de pronto unas nubes oscuras asomaron en el cielo envolviéndolo todo con su ambar colorido.
¿Y dónde estaba Ofelia?
Allí!! captando el instante para nuestro deleite.

Chica, las nubes no sé si serán lo más grande del planeta, pero tus fotos le hacen la competencia!
Me has dejado en los mísmisimos cielos.

Un beso ^_^

Ofelia dijo...

Hola José Luis,
tremenda tormenta surgida de la nada.
Cada septiembre en el Mediterráneo se da la gota fría que es el choque entre el aire frío de la atmósfera y el aire cálido del mar. Bueno pues eso se dió justo ahí delante.
Un abrazo

Marcos Callau dijo...

¡Espectacular!!!!. Hay atardeceres que deben ser guardados para siempre en una cámara fotgráfica como tú has hecho. Me han impactado sus colores, sobretodo en la tercera fotografía con ese rojo infierno tan impresionante. De uevo, me quito el sombrero Ofelia. Un gran trabajo.

Ofelia dijo...

Hola Montse,
Ja,ja¡!¡ ¿Estabas en Vilanova? Porque lo relatas exactamente tal como fue. Y viajó hasta Barcelona descargando miles de rayos.
Aprovechando que estás en las nubes te deseo que duermas, no con los angelitos, sino con los arcángeles y los serafines, incluso más altas jerarquías si existieran.
Besos divinos**

Ofelia dijo...

Hola Marcos,
a mi también me impactaron los colores, la rapidez de los cambios, el cielo enloquecido....fue muy bello. Y me alegro que a ti también te guste.
Gracias y un abrazo*

Mercedes González dijo...

Así visto, las nubes acaparan todo el espacio posible, lo demás no importa, se hace pequeño, insignificante. Y las nubes engendran una vida de color y furia que descarga sobre las criaturas del planeta.

Besos de colores cálidos

enric batiste dijo...

Como cada atardecer la joven PrOsErpInA había ido a bañarse en aquellas aguas adonde jugaba y recogía flores.

De repente una especie de dios enfurecido se materializó entre las cenizas anaranjadas de las inmensas nubes y con gesto antiguo de demiúrgico gigante extrajo su paleta de pintor y empezó a teñir el aire todo salpicando con su pincel como si se tratase de un volcán en erupción.

Al rato aquel dios se estremeció de ver la pátina de la cósmica belleza representada en aquella pintura. Le era imposible cerrar sus ojos, aunque le dolían, le dolían enloquecidos cautivados del placer provocado por su mirada. Entonces, sin poder,querer, saber perder ni un solo instante, aquel dios decidió descender en su carro desbocado hacia la mujer que miraba hacia el cielo, impelido con toda la velocidad del viento, agitado con toda la violencia de la tempestad, sin dejar de atizar sin cuartel sus cuatro caballos blancos negros grises rojos... y entonces el cielo se oscureció.

Pero ella no se quedó quieta, a pesar de que por un momento también estuvo a punto de detenerse extasiada por aquel espectáculo pictórico sublime. Ella cogió en sus manos su mágico cristal y quiso capturar con destellos instantáneos los cuadros que pintaba, que había pintado aquel dios.

Ahora, que cuelga esos cuadros y los comparte, no sabe, no recuerda, no puede recordar si, mientras llevaba a cabo el raudo ejercicio de su titánica tarea, si en aquel lapso de tiempo se oía una música, pero le parece que sí, que necesariamente tenía que haberse oído, tenía que haber sonado, para llegar a armonizar lo que ocurría y lo que ocurre.

En todo caso comerá seis semillas de granada y una flor de jazmín, para asegurarse así de que la naturaleza va a conservar sus colores y va a seguir dándose la secuencia de las estaciones.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Mágica combinación de momento (la tormenta), elemento (la máquina fotográfica) y tu presencia (imprescindible) para deleitar a todos los que disfrutamos de tu blog.

Un fuerte abrazo, nada tormentoso

Anónimo dijo...

HoLa, Ofelix.

I m p r e s i o n a n t e (en dos palabras, jaja).
Me fascina la segunda: es como el preludio de la que se avecina.
¿A qué olía? Azufre?
Fijo que mi paisano andaba por ahí con su paleta y su cabellera, enloquecido.
Gracia. Besox.

Elvira dijo...

Bestiales, impresionantes. ¡Enhorabuena por el espectáculo!

Besos

Ofelia dijo...

Hola Mercedes,
color, furia, criaturas del planeta, insignificantes....así fue, el alma y el cielo en comunión. Que bien lo escribes, traductora de tormentas¡!¡
Besos, poeta**

Ofelia dijo...

Hola Enric,
un sabio ya me advirtió del peligro que entraña acercarse a los Dioses.
Touché.
Gracias por este abrazo*

Ofelia dijo...

Hola Pilar,
me alegra poder compartir este instante contigo.
Gracias y un beso de calma*

Ofelia dijo...

Hola Chus,
ja,ja¡!¡ A tu paisano le gusta pasar desapercibido, así que ese día habló con Neptuno y le dijo: oye, echa unas goticas de permume de mar, para que los ciegos no sepan que he venido.
Gracias a ti y mil besos*

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
gracias guapa.
Un beso espectacular*

Isabel dijo...

¡Qué cielo!
Nunca lo había visto así.
Me imagino cómo disfrutarías.
Abrazos.

Ofelia dijo...

Hola Isabel,
yo tampoco había visto la formación de una tempestad de tal calibre justo delante de nuestras narices. Disfruté muchísimo, como una niña.
Y me alegro que lo disfrutes conmigo.
Un abrazo**

Arancha C. dijo...

Jooooo...yo quiero pillar la naturaleza con mi cámara así...¡maravillosas fotos!

Un besito

Pmssttt dijo...

Molt xulos aquests núbols¡¡¡

clo dijo...

hello Ofelia..
wow ..it's incredible..a wonderful dramatic sky..the doors of the fury of elements..it's like a film of science fiction..
yesterday we had a beautiful sunset with dark big clouds..and I ran on the hill upside house with my camera..:o)I can't resist..
Take care of you windy cloudy fairy...
you miss me..lot of kiss, Heart Friend..
and thanks for these spectacular photos..great great work..:o)

Ofelia dijo...

Hola Arancha C.
en este caso yo fui la pillada in fraganti.
Un beso, maravillosa mujer*

Ofelia dijo...

Hola Pmssttt,
gracies flor i benvinguda¡!¡
Petons**

Ofelia dijo...

Hello Dear and Missed Clo,
I was cought by it, necked, surrended and, luckily, with the camara into my bag. Then, like you, running all over the beach....it was so fast, so wonderful¡!¡
Wild and pure pleasure.
I feel so happy when I see your name...Thank you.
I love you****

Sra de Zafón dijo...

No, tú ya lo sabes, lo más grande que hay en este planeta es el vapor que despenden los afectos y el amor :-)

Tus nubes, son casi tan hermosas, plácidas y tormentosas como tú.

Mi amor de vaca para ti

clo dijo...

wonderful...:o)
I showed your photos has my children everybody found it supernatural and so beautiful.. all our family compliments :o)... still thank you for this moment of pure magic..I love you too...
have a good weekend..

Ofelia dijo...

Hola VacaSensible,
qué bonito lo que dices.¿Serán las nubes la quintaesencia de los anhelos?
Si existe un beso más grande que ellas, vuela hasta ti*

Ofelia dijo...

Hello Clo,
**********************************

Fàtima T. dijo...

¿Sabes que me encantan los cielos tormentosos? La serie que has publicado es ESPECTACULAR.

Besos.

Miguel Baquero dijo...

No quisiera estar ahí abajo, pero es verdad que las nubes de tormentas, vistas desde lejos, tienen como una beleza grave y solemne que sobrecoge

Ofelia dijo...

Hola Fàtima T.
a mi también me gustan mucho y esta es una época del año queen el Mediterráneo se dan a menudo.
Me alegro que te hayan gustado y gracias por tus palabras.
Un beso*

Ofelia dijo...

Hola Miguel,
dan miedo, sin embargo en un lugar protegido (el coche es perfecto) me emocionan, tanto las nubes como las tormentas.
Gracias por tus palabras y un abrazo tranquilo*

marce dijo...

Muy buenas ofelia, antes de nada gracias por ponerte a mi lado en las instantaneas sobre Solpor.

Es grandioso observar la evolución de las nubes en forma vertical, el frio y el calor poner a nuestra disposición tan bellas imagenes para que pintemos con la luz. Al rojo, hacen, en este caso, aún más intenso el momento. Gracias por tan bellas fotos.

un abrazo a tu lado.

Ofelia dijo...

Hola Marce,
me gusta mucho ir en avión cuando hay nubes de tormenta. Los pilotos vuelan a su lado a una distancia prudencial y me quedo, literalmente, colgada ante el espectáculo. Y también me gusta cuando el despegue es en un día con nubes y se atraviesan y encima encima de ellas siempre brilla el sol.
Un abrazo con alas*

Francisco Machuca dijo...

Parece una profecía bíblica.Mirando estas imágenes he podido escuchar la voz aguda de Zeus muy cabreado.

Besos y un fuerte abrazo.

Ofelia dijo...

Hola Francisco,
pues sí, como a él tanto le gusta, se hizo notar con su presencia imponente.
Me he alegrado mucho de tu visita.
Un fuerte abrazo*

marce dijo...

Gracias Ofelia, por estas tierras también se llama chuchamel. Como tu dices, en tiempos se abría la flor y se chupaba esas gotas de néctar, los ingleses se dieron cuenta de ello. Que comunes son ciertas palabras, verdad.
Mis palabras son taxonomía, y lo hago lo más asequible para mi, me ayuda a ir comprendiendo ciertos términos que en ocasiones se hacen realmente bellos, como dice nuestra amiga Sr de Zafón.
Gracias a las dos.

un abrazo de saltasebes.

Ofelia dijo...

Hola Marce,
la lonicera caprifolium se usa en esencia floral para los estados de nostalgia. Este sentir es muy común en los emigrantes y cuando les doy esta esencia, me cuentan emocionados que de pequeños abrían la flor para sorber su nectar. Yo sigo haciéndolo.
Un abrazo presente*

Rayuela dijo...

la tormenta estalla en el alma


besos,genial Ofelia*

Ofelia dijo...

Hola Rayuela,
estallan besos para ti y me alegro de tu regreso bloguero***************